Hosting por dinahosting.

LOS NIÑOS ROBADOS EN EL FRANQUISMO

Este es un problema que todos los españoles sabemos que existió, pero del que nunca hablamos. Seguramente será por no soportar la idea de que personas que se decían muy religiosas, ganaban mucho dinero traficando con niños recién nacidos.

Se calcula que fueron más de 300.000 niños los que fueron separados de su madre, para ser entregados a matrimonios que pagaron cifras millonarias para poder adoptarlo. Es una cifra estratosférica, que muestra hasta qué punto los recién nacidos fueron objeto de negocios.

Pero esta historia no termina con Franco. Esta historia continúa por las continuas trabas que tienen los niños que fueron robados, y que hoy adultos quieren conocer a su madre. Nadie les ayuda, seguramente para esconder la vergüenza al estar involucrados en él tanto la Iglesia, con varias Ordenes religiosas, como la judicatura, con varios jueces, notarios, médicos y lo más excelso de los tiempos franquistas.

En España todavía hay mucha gente poderosa que protege los hechos y la imagen de Franco. Así, el juez Garzón fue inhabilitado por intentar buscar hechos oscuros de nuestra Historia, o la prohibición de declarar nulo el juicio al Presidente de la Generalitat Companys, o también intentar tapar el caso de los niños robados.

A esas víctimas que reclaman justicia estuvo filmando en 2016 Inga Bremer, un trabajo del que es producto el documental “La Herencia de Franco – Los Niños Robados de España”. Autoridades eclesiásticas y judiciales, actores que de una forma u otra se han visto señalados en este escándalo, se negaron a hablar con esta cineasta germana.

La película, financiada por la cadena de televisión germano-francesa Arte y la radio-televisión bávara, se proyecta estos días en cines alemanes. Es la primera tentativa con la que se busca presentar con sobriedad el drama de los afectados a los espectadores europeos. Pero quédense todos tranquilos, esta película jamás será proyectada en España.

Dice Bremer “Es horrible que en un país democrático, miembro de la Unión Europea, las víctimas no sean reconocidas como tales, que no sean tomadas en serio, ya sea a nivel jurídico o a nivel social. Es horrible que los países vecinos y miembros de la UE hagan tan poco por interesarse por este tema”, añade.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.