Hosting por dinahosting.

LOS PROBLEMAS IMPORTANTES DE ESPAÑA

Quijote

Enumeramos los siguientes:

  • La clase media española ha perdido a 3.500.000 ciudadanos que han pasado de una renta per capita de 28.000 euros a otra de 22.000 en apenas seis años. Un 20% menos.
  • Somos un país corrupto. Lo somos no solo en la clase política, y además de forma sistémica, sino también en la sociedad privada, como muestran las tramas de los papeles de Panamá. Según un cálculo de la CNMC, la corrupción costaría al Estado 47.000 millones de euros al año, pero hay quien lo eleva hasta los 90.000 millones.

  • La población desciende, habiéndose invertido los saldos migratorios. Ahora son más los que abandonan el país y menos los que entran. Esta situación es debida a la desconfianza e incertidumbre en las generaciones jóvenes más preparadas para establecerse familiarmente y tener hijos.
  • La población envejece. En los últimos años la población entre 15 y 34 años se redujo en 2.200.000 de ciudadanos, mientras crecieron el número de personas de más edad. Habrá de inmediato menos desempleo, pero con menor población ocupada, lo que a largo plazo será un desastre-
  • Somos más desiguales. España es el segundo país en donde más se incrementó la desigualdad. El 1% de la población acumuló tanta riqueza como el 80% de los más desfavorecidos. Esta es una de las lacras de peor solución en el futuro.
  • Los sectores más productivos continúan siendo los mismos que antes de la crisis, es decir, el ladrillo, turismo e industria agropecuaria. Pero son muy débiles los sectores tecnológicos y los que incorporan más valor añadido. No estamos con el ritmo adecuado hacia la economía digital, que es la que tiene grandes expectativas. La digitalización es baja y lenta, especialmente en las empresas industriales.
  • No tenemos puntos de referencia. El desprecio por los valores superiores de la cultura, o el fallo cíclico de las leyes educativas, o la deslocalización progresiva de las empresas, así como los comportamientos públicos y privados claramente corrompidos, y asumidos con escasos reproches han establecido un rasero social de mediocridad asfixiante.

Estamos en plena campaña electoral, sería pues el momento para que cada partido nos dijera cuáles son sus propuestas para solucionar los problemas que tenemos planteados. Pero, ¿es que alguien ha escuchado estas propuestas? Nuestros políticos prefieren meter su dedo en el ojo del contrario, antes que proclamar sus soluciones.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.