Hosting por dinahosting.

MARIANO RAJOY

rajoy_8Curiosa la personalidad de este personaje. No es un político, pero ha vivido casi toda su vida en la política. Su forma de ser le hizo ser Registrador de la Propiedad, profesión que le va muy bien a sus características, pero por azares de la vida, muy pronto se incorporó a la política, en donde ha pasado por casi todos los escalones, hasta llegar a la Presidencia de Gobierno.

Nunca en su dilatada vida política ha perseguido un plan rompedor, siempre ha ido a remolque de las circunstancias. Es un político sin ideología, su conservadurismo es más una cuestión genética que ideológica. Esto le permite ser un político camaleónico, pues ha sabido adaptarse a cada circunstancia.

Si como ministro logró hacerse el preferido de Aznar, hasta el punto que lo nombró su sucesor, luego en la oposición a Zapatero y al Estatuto catalán, supo ser duro e intransigente. Como Presidente con mayoría absoluta, supo ser un tirano con un claro desprecio hacia las necesidades del pueblo. Y ahora como Presidente con clara minoría lo que quiere es pactar, pactar y pactar.

Su ego le ha impedido rodearse de políticos, lo ha hecho de tecnócratas que, por definición, son buenos burócratas pero malos políticos. Hasta el punto de que Rajoy no tiene ningún posible sucesor. En un par de meses se celebrará el Congreso del partido, y supongo que allí se apreciará la servidumbre a que Rajoy ha sometido al partido, y como consecuencia la falta de un sucesor claro, Rajoy no quiere compartir su hegemonía con nadie.

Los años de crisis que nos ha tocado vivir, nos merecíamos un Gobierno capaz de introducir grandes cambios en las estructuras del Estado, para obtener una importante reducción del gasto. Fin de las Diputaciones, reforma del Senado, reducción de asesores y de empresas públicas, etc.., en lugar de ello, Rajoy prefirió reducir el gasto en los servicios públicos, con graves consecuencias para el bienestar social. Pero es que el conservadurismo genético del personaje no le permite asumir el riesgo de las grandes reformas.

Por lo mismo, no quiere una reforma sobre la Constitución. Siempre preferirá mantener el status actual, ya que, en cualquier caso, él lo conoce bien, antes que introducir una reforma, que siempre es una posibilidad de riesgo

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.