Hosting por dinahosting.

Mas impone un cierre de filas durante la negociación con la CUP

El president quiere evitar la tensión mientras haya diálogo tras la reflexión de Puig |Nadie de la dirección de CDC comparte la “inoportuna” posición del consellerMas impone un cierre de filas durante la negociación con la CUP

Tono bajo, pero ninguna tensión ni reproche a la CUP. No hubo reprimendas, sólo las palabras justas de Artur Mas para comunicar a los miembros del Govern lo que espera de ellos en los próximos días en espera del desenlace de las negociaciones que están llevando a cabo Junts pel Sí y la CUP para poner en marcha la nueva legislatura después del 27-S. Un llamamiento en absoluto baladí en un momento en que en algunos sectores políticos se instala cierta incertidumbre en torno al avance de las conversaciones entre las dos formaciones y que llegó veinticuatro horas después de que uno de los integrantes de su gabinete, y precisamente no poco cualificado, Felip Puig, pusiera en duda la viabilidad de un pacto entre la coalición de CDC y ERC y el partido de la izquierda alternativa y anticapitalista.

El titular de Empresa i Ocupació expresó el lunes, ante un audito-rio mayoritariamente empresarial reunido en Sant Benet de Bages, su escepticismo sobre la evolución de las negociaciones entre Junts pel Sí y la CUP, hasta el punto de considerar “muy difícil” un acuerdo a la vista de que los modelos económicos de unos y otros “son muy diferentes, en algunos aspectos claramente incompatibles”. Y ante esta realidad, sostuvo que “hay algunas líneas rojas que no podemos cruzar”, remachó. Las palabras del conseller, sin embargo, no fueron compartidas ayer por nadie de sus propias filas, y tanto desde el gabinete de Artur Mas como desde la coalición de CDC y ERC procuraron, muy al contrario, marcar distancias. Felip Puig, de hecho, expuso al final de la reunión del ­Govern las consideraciones efectuadas el lunes, pero ningún otro conseller intervino para pronunciarse en ningún sentido. Únicamente el presidente de la Generalitat había tomado antes la palabra para precisar de manera genérica que, en el estadio actual de las negociaciones que se están desarrollando, lo que interesa, en concordancia con la discreción que se mantiene, es un tono bajo y sin ninguna tensión ni reproche que pueda interferir en el diálogo entre Junts pel Sí y la CUP.

En la rueda de prensa posterior a la sesión del Govern, su portavoz, la vicepresidenta Neus Munté, sí fue, en cambio, expeditiva y puso tierra de por medio con las reflexiones del titular de Empresa i Ocupació. “Hay dificultades, pero no imposibilidad de acuerdo”, porque “el Govern apuesta por los espacios de diálogo y tiene voluntad de llegar a acuerdos”, subrayó. Y no sólo eso, sino que “la única línea roja sería no realizar todos los esfuerzos posibles para sacar adelante el mandato democrático del 27-S y aplicar la hoja de ruta y el compromiso social con que nos presentamos a las elecciones”, enfatizó Munté. En cualquier caso, abogó por “tomarnos todo el tiempo que sea necesario para llegar a acuerdos que sean positivos”. “Hace falta tiempo para hacer las cosas bien, y no por correr haremos las cosas mal”, remarcó la vicepresidenta del Govern, que rehuyó poner fechas -las elecciones generales españolas del 20-D- o plazos -la posibilidad de volver a celebrar elecciones catalanas en marzo- para no condicionar la negociación. Lo que sí puntualizó es que el único candidato a la reelección es Artur Mas, que el Govern no se plantea su investidura con otra formación que no sea la CUP y que no existe ningún malestar con el partido de la izquierda alternativa y anticapitalista por el desarrollo de las conversaciones.

El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, también se desmarcó de Felip Puig y, al igual que la portavoz del Govern, reconoció que existen “diferencias económicas abismales en muchos casos” con la CUP y precisó que “en estos momentos no son el problema”, porque “hay mucho espacio compartido”. “Estamos claramente de acuerdo en que hay que iniciar el mandato con un plan de choque social indispensable”, explicó el exeurodiputado de ICV, para quien “las líneas rojas lo son hasta que dejan de serlo” y, en todo caso, “deben ponerse al servicio del acuerdo”, porque “nadie entendería que ahora, cuando más cerca está el objetivo de la independencia, Junts pel Sí y la CUP no encontrasen la fórmula del entendimiento”. En Catalunya Ràdio, Raül Romeva también rechazó que la cita electoral del 20-D sea un condicionante para las conversaciones y descartó igualmente el escenario de la repetición de las elecciones.

La incógnita en las actuales circunstancias es si el conseller de Empresa i Ocupació hablaba sólo en nombre propio o no. Más allá del Govern, nadie en el comité de dirección de CDC comparte en público su posición y califican de “inoportuna” su reflexión. Otra cosa es que dentro del partido haya incertidumbre sobre la reelección de Artur Mas como presidente de la Generalitat y algunos sectores vean que la “intransigencia” de la CUP aboca inexorablemente a la repetición de las elecciones. ERC, en cambio, es oficialmente más optimista y considera que las bases para un acuerdo existen, pero se mira la situación casi como si de un espectador se trata, al entender que “la partida real” está en manos de CDC y la CUP. Y en este estadio de cosas el único respaldo a las tesis de Felip Puig llegó, curiosamente, de su exsocio de UDC, con el que hasta hace tan sólo cinco meses compartía la mesa del Govern: “A Catalunya le conviene mucho que se imponga la tesis de Felip Puig de no pactar con la CUP”, tuiteó el secretario general democristiano, Ramon Espadaler.

El principal protagonista de las negociaciones, ni que sea por pasiva, Artur Mas, firmará hoy el decreto de constitución del Parlament, que previsiblemente se llevará a cabo el lunes, apurando el plazo fijado en el calendario electoral. La rúbrica tendrá la misma escenificación que la firma del decreto de convocatoria de las últimas elecciones catalanas: el salón Mare de Déu de Montserrat ante las cámaras de TV3, en este caso a las 12.30 de la mañana.

http://www.lavanguardia.com/politica/20151021/54437353323/mas-cierre-filas-negociacion-cup.html

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.