Hosting por dinahosting.

MINISTERIO DEL INTERIOR

fdez-diazSer ministro del Interior en un régimen democrático debe ser una de las funciones públicas más problemáticas y difíciles. Todo lo fácil que resulta ser ministro del Interior en una dictadura, lo tiene de difícil en una democracia.

Tener la responsabilidad sobre la seguridad del Estado y respetar todas las libertades a que tienen derecho los ciudadanos, significa saber encontrar el equilibrio entre la fuerza y la razón, y esto no siempre es fácil.

Nuestro ministro del Interior actual tenía, en principio, todas las garantías para conseguir este equilibrio. Que sea un hombre creyente, con fe, con prácticas diarias de su religión y perteneciente al Opus Dei, en teoría tiene que ser un hombre que odie la mentira, y que practique de un modo exquisito el respeto al prójimo. Y sin embargo es todo lo contrario.

El ha sido quien ha propulsado la llamada Ley mordaza, que es una ley propia de un régimen dictatorial por la que intenta dar protección a los políticos a costa de prohibir que la ciudadanía exprese sus reivindicaciones.

El Sr. Fernández es catalán, y como es lógico al ser miembro del PP, es anti secesionista. Hasta aquí perfecto. Pero lo que no se puede permitir es que haga declaraciones como las que hizo hace unos meses, en donde dijo que el alcalde de Barcelona, conocido independentista, tenía dinero negro en Luxemburgo. Y ha resultado que no es verdad, y él tenía que saberlo que no era verdad. Dijo algo más que una mentira, dañó el honor de todo un alcalde sin motivo ni fundamento.

Recientemente ha hecho otras declaraciones, en las que acusa que una asociación de Convergencia dedicada a la integración de los inmigrantes da protección al movimiento yihadista. Y tampoco es verdad.

¿Cómo puede un hombre creyente que es ministro del interior, interferir en la honradez de las personas sin motivos ni razones?. El caso es grave ya que va sembrando el odio hacia los independentistas catalanes, y lo hace desde su poltrona de ministro del Interior. Tal vez no se da cuenta que con estas declaraciones, lo que está consiguiendo es reforzar las razones por las que una parte de Cataluña quiere separarse de España.

Lo que está claro es que, por mentiroso y tendencioso, es un digno discípulo de su maestro Rajoy.

 

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »