Hosting por dinahosting.

NEGOCIOS DE LA CASTA 2

6629_13459_cr-219433-demasiado-chorizos_584_679Ya el pasado 24 de octubre, publiqué un post en el que denunciaba los negocios que consiguen la élite de la casta en nuestro País. Negocios que rozan la legitimidad legal, pero que al estar amparados por la élite política se convierten en éticamente fraudulentos.

Hoy vamos a reincidir y ampliar lo ya denunciado.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNMC) acaba de imponer una multa de 98,2 millones de euros a 39 contratistas públicos dedicados a la recogida de basuras, “por repartirse los clientes de las licitaciones públicas” entre los años 1999 y 2013. El informe que han emitido es abundante en pruebas, como intercambio de e-mails entre las empresas, contactos bilaterales, estrategias coordinadas para concurrir o no a concursos públicos, orquestación de precios y pactos de no competencia.

La multa aunque es elevada, es de hazmereir para todos los afectados, pues representa escasamente el 3% del beneficio neto (3 800 millones) por estas empresas durante los 14 años que duró la “broma”. Dineros que salieron de las arcas de ayuntamientos repartidos entre diez Comunidades Autónomas. Parece que en estos Ayuntamientos nadie se daba cuenta de unos sobrecostes que rondaban el 35%.

Las principales empresas afectadas, son, ni más ni menos, que: FCC, Ferrovial, Sacyr y ACS, es decir, la flor y nata de nuestra élite empresarial, y algunos de ellos formando parte de la Comisión Nacional de la Competitividad, muy próxima al PP. Cuando se define la corrupción como el reparto de los recursos comunes entre unos pocos con la connivencia del poder político, se habla de este tipo de casos. Hay que considerar además, que los afectados que han orquestado el cartel durante 14 años, son varios de los contratistas del Estado que más se han lucrado al calor del expansivo gasto en infraestructuras y ladrillos durante los años de bonanza económica.

Nombres de tanto relieve como Florentino Pérez, los Albertos, March, Demetrio Carceller, Juan Abelló, Esther Koplowitz, Rafael del Pino, etc que deberían enrojecer de vergüenza, ni se inmutaran. Se alegrarán de que la multa sea tan flojita, y continuarán desmantelando las arcas públicas con otros artilugios, pues es su forma de ver a la empresa, su forma de actuar. Desde el palco del Bernabeu se forjan los negocios más redondos de nuestra democracia, que sea a costa de nuestros dineros solo les representa un orgullo como signo de pertenecer a la “casta”.

Entre tanto, la fiscalía ocupada por el caso Neymar y por la Infanta.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »