Hosting por dinahosting.

OCCIDENTE Y EL IMPERIO OTOMANO

batalla-de-KahlenbergPor tres veces el imperio otomano llamó a la puerta de occidente. Afortunadamente en ninguna de las tres se abrió, al contrario, todas las puertas se cerraron a su entrada.
La primera vez fue en octubre de 1529, cuando las tropas de Suleiman el magnífico sitiaron Viena. Hecho que duró varios meses, y que terminó cuando llegaron tropas de refresco de la Liga Santa, patrocinadas por el Papa. De no ser así, los otomanos hubieran tenido vía libre por todo el centro de Europa, por todo el Danubio , y hasta Lituania. La civilización occidental hubiese sido muy distinta caso de vencer los otomanos. Las mezquitas hubieran sustituido a las catedrales.
La segunda vez, fue el 7 de octubre de 1571, cuando en el golfo de Corinto chocaron una escuadra otomana con 260 galeras con la cristiana con 200 galeras. Fue la batalla de Lepanto. La derrota turca fue completa, y la paz volvió al mediterráneo. De esta batalla tenemos los barceloneses un gran testimonio, pues en nuestra catedral tenemos al Cristo de Lepanto que estuvo presente en la batalla.
También tengo una anécdota para contar. Yo siempre había creído (así me lo enseñaron) que esta batalla fue ganada por los españoles contra los turcos. Pero un día, hablando con un compañero de trabajo, italiano él, va y me dice que la victoria fue conseguida por los italianos. La sangre no llegó al río, pero casi. La realidad es que hubo una alianza entre España, Venecia, Saboya y esta coalición fue la que derrotó a los turcos.
La tercera vez fue en septiembre de 1683, también a las puertas de Viena. Allí se fraguó la batalla de Kahlenberg, en donde una coalición entre el Sacro Imperio romano Germánico y la Liga Santa del Papa, derrotaron a los turcos. Por tercera vez, Europa se libró del yugo musulmán.
Al recordar estos hechos históricos, me vienen a la memoria los terribles peligros que ha tenido que sobrellevar la civilización occidental para llegar al punto en que estamos. Los griegos resistieron a los Persas, los romanos a los cartagineses, y si en cualquiera de estas luchas el resultado hubiese sido el contrario, hoy no estaríamos como estamos. Probablemente seríamos musulmanes.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »