Hosting por dinahosting.

Pedro Sánchez afronta hoy su investidura trasladando toda la presión sobre Podemos

El PSOE llega a la invPedro Sánchez, ayer con Micaela Navarro en el Comité Federal del...estidura con la intención de culpar al partido de Iglesias de que el PP pueda continuar en el poder

Irrita a los partidos de izquierdas enviando ofertas a todos

El PSOE quiere poner esta semana toda la presión sobre Podemos. Lo hará Pedro Sánchez hoy, en su discurso ante el Pleno del Congreso, de forma dialogante. Y lo reiterarán sus portavoces hasta el día de la segunda votación, quizá de manera más agresiva. Los socialistas quieren hacer ver que Pablo Iglesias se puede convertir en el responsable de la continuidad de Mariano Rajoy, en el caso de que el partido morado diga no a Sánchez en las dos votaciones.

En su discurso de hoy, el candidato tenderá la mano a Podemos. Le pedirá que con su voto «permita un Gobierno del cambio» e impida que continúen el PP y Mariano Rajoy. Por último, le reclamará que evite así nuevas elecciones, que serían «un fracaso» dado el encargo de los ciudadanos el pasado 20 de diciembre.

El líder del PSOE entiende -y así lo expondrá- que «esta nueva etapa política en la que las mayorías absolutas han quedado atrás» se debe caracterizar por «el diálogo» y «la capacidad de entendimiento» entre todos los partidos. Pero especialmente entre los que llama «las fuerzas del cambio», entre las que incluye al PSOE, a Podemos y a Ciudadanos.

Sánchez explicará que «la izquierda no suma» para conformar por sí sola una mayoría. Por eso es necesario un «acuerdo transversal» que incluya a fuerzas de signo distinto, como las de Pablo Iglesias y Albert Rivera. Sánchez hará un discurso de candidato a presidente, explican en su equipo. No será especialmente duro ni contra Mariano Rajoy y el PP ni contra Podemos por haber puesto trabas -según los socialistas- al diálogo. Su discurso será «propositivo».

Eso sí, expondrá ante el Pleno a partir de las 16.30 horas que caben dos actitudes: votar cambio (y favorecer su investidura con el sí o la abstención) o votar a Rajoy, directa o indirectamente, ya que votar no supondrá la continuidad del presidente.

Sánchez planteará un ultimátum a Podemos con la mano tendida: o sus 65 diputados hacen presidente a un socialista o provocará que siga gobernando el PP de los recortes y de la corrupción.

Como dijo con más dureza ayer el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, Podemos está ante una disyuntiva clara: «indultar a Rajoy» o «hacer presidente a un socialista». Gran parte de los votantes de Podemos, piensan los dirigentes del PSOE, no entenderán que la formación morada opte por el voto negativo que, en última instancia, sólo conseguirá forzar nuevas elecciones.

Con extraña unanimidad, todos los dirigentes socialistas empujaron ayer en esta misma dirección. Por la mañana, el Comité Federal avaló y apoyó casi en bloque las negociaciones de estas semanas y el pacto cerrado entre Sánchez y Rivera.

El secretario general anunció en su intervención inicial que el PSOE iba a proponer a las fuerzas de izquierdas un acuerdo que fuera «mucho más allá» del alcanzado con Ciudadanos. Acto seguido envió a Podemos, IU, En Comú Podem, En Marea y Compromís cinco documentos distintos con propuestas personalizadas. Eso sí, eran variaciones sobre lo ya pactado con C’s.

El efecto que causó el documento, sin embargo, no fue positivo. Por un lado, irritó a la mayoría de los destinatarios, que lo calificaron como «un corta y pega» del pacto firmado con Ciudadanos, como destacaron Pablo Iglesias o Íñigo Errejón. Por otro, los portavoces de C’s advirtieron al PSOE de que no puede cambiar ni una coma de su acuerdo. En caso contrario, podrían reconsiderar su voto afirmativo a la investidura.

Hernando fue muy rotundo en su respuesta al rechazo de Podemos. El dirigente socialista recordó unas declaraciones de Pablo Iglesias de octubre de 2014, cuando el líder de Podemos aseguró que el PSOE tendría que elegir tras las elecciones entre hacer presidente a Mariano Rajoy o hacerle presidente a él. «Pues bien», aseguró el portavoz, «ahora va a ser Podemos el que tendrá que elegir entre que continúe en funciones Rajoy o hacer presidente a Sánchez».

El rechazo de Podemos al documento enviado ayer refleja que «es evidente» que «no quiere llegar a acuerdos», según la dirección del PSOE.

Todos los socialistas congregados ayer en la sede del PSOE de la calle Ferrazcoincidieron en su mensaje: es necesario trabajar hasta la extenuación para conseguir el acuerdo con Podemos. Y lo dijeron tanto los más afines a Sánchez como los barones que han estado más enfrentados a la dirección.

Como aseguró la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, hay que «seguir manteniendo el diálogo» porque «todavía quedan días».

Sánchez hará hoy un discurso muy medido, nada agresivo. Como explican en su equipo, no bajará al barro ni al cuerpo a cuerpo con Rajoy -y menos con Pablo Iglesias-. Se dedicará, en su primera intervención, a detallar su proyecto de Gobierno para conseguir la confianza de la Cámara. Tanto lo pactado con Ciudadanos como lo que aún quiere acordar con el resto de los partidos.

El secretario general desgranará los ejes de su programa: regeneración democrática e institucional; reconstrucción del Estado del Bienestar; medidas para la reactivación económica; hacer frente al desafío territorial, y la reforma de laConstitución, para la que también buscará el apoyo del PP.

http://www.elmundo.es/espana/2016/03/01/56d4c8fce2704ef1298b4634.html

 

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.