Hosting por dinahosting.

PODEMOS

1413737410_930169_1413740113_noticia_fotogramaSe dicen tantas cosas sobre PODEMOS, la mayoría de ellas auténticas barbaridades, que resulta difícil saber exactamente quienes son, qué quieren y a dónde quieren llevarnos. Ahora, la revista de pensamiento crítico New Left Review, ha incluido un artículo de 22 páginas firmado por Pablo Iglesias, en el que sintetiza las claves de una formación que centra sus objetivos en “redefinir el escenario de las fuerzas políticas en España”.

El artículo ha tenido una gran resonancia en los medios intelectuales y financieros de Londres.

Dice el artículo que PODEMOS no es un partido “revolucionario” ni un movimiento asambleario, sino una fuerza “soberanista”, tanto en lo económico como en lo político, que pretende frenar el poder de los sectores financieros y limitar el “capitalismo de amiguetes”

Las “políticas de emergencia para salvar el euro”, impuestas desde Alemania, han tenido efectos desastrosos en las economías del sur de Europa, como las altas tasas de desempleo, las privatizaciones y el desmantelamiento del Estado de bienestar. Dice Iglesias que la carga de la deuda se ha desplazado de los bancos a la ciudadanía, y como consecuencia, la UE ha acrecentado la línea divisoria entre el norte y el sur.

Las políticas de austeridad y la prolongación de la crisis han ayudado a forjar nuevas fuerzas políticas como Syriza y PODEMOS, que según el líder español no tienen nada que ver con el marxismo clásico revolucionario o una transición al socialismo, más allá de abrir las posibilidades para un cambio político y la recuperación de los derechos sociales.

PODEMOS y Syriza son partidos soberanistas, puesto que sus objetivos se encuadran  en “limitar el poder del sector financiero, transformar el modelo productivo, garantizar una redistribución de la riqueza más amplia e impulsar una configuración más democrática de las instituciones europeas”.

Para el Secretario General de PODEMOS, “las élites económicas franquistas” no se tocaron en la transición, y muchas se reciclaron en partidos políticos y aparatos del Estado.

El líder de PODEMOS dice bien claro que, desde la asamblea constituyente de Vistalegre, PODEMOS dejó de ser un partido – movimiento para convertirse en una organización política al uso, con sus órganos, sus sistemas de control interno, directrices políticas, estrategias y metas claras basadas en la “eficiencia organizativa”. A pesar de todo ello, Iglesias apunta que el partido trabaja por incluir a movimientos populares en su seno y atraer a sectores y actores punteros de la sociedad civil.

¿Será verdad todo lo que dice?

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »