Hosting por dinahosting.

POLITIZACIÓN DE LOS COCHES

1326371056_850215_0000000000_portadilla_normalEstos días, como en tantos otros, Madrid está soportando una “boina” de polución que hace insoportable la vida. En estas circunstancias, el ayuntamiento ha decretado una serie de medidas, para intentar que baje la intoxicación urbana, principalmente con la prohibición de circular la mitad de los coches (según que el final de la matricula sea par o impar), limitar las velocidades máximas,  incluso prohibir el estacionamiento dentro de una amplia zona, o la circulación en determinadas calles.

Esta es la primera vez que el ayuntamiento toma estas medidas, aunque no es la primera vez, ni mucho menos, que la ciudad está sometida  a la “boina” de intoxicación. La diferencia es que ahora el ayuntamiento está regido por la izquierda, y antes lo estaba por la derecha.

No entiendo muy bien el por qué derechas e izquierdas no se ponen de acuerdo en este asunto. Esperanza ha llegado a amenazar con ir a los tribunales para evitar la repetición de estas medidas.

Son varias las ciudades que tienen que sufrir estas restricciones en toda Europa, y la sangre nunca ha llegado al rio. Son restricciones que se toman para evitar males mayores, y esto parece motivo suficiente para tomarlas.

Lo que dice la “derecha” es que son muchos los inconvenientes que estas restricciones presentan para la vida cotidiana, mientras que, por otra parte, los vehículos a motor no son los únicos que contribuyen a la formación de la “boina”. También las calefacciones domésticas y la industria ayudan a su formación. Pero el ayuntamiento ni puede parar la industria, y tiene muy difícil controlar las temperaturas de las calefacciones domésticas.

En lo que sí ambas formaciones están de acuerdo es que mientras duren estas restricciones, el servicio de transporte público debería ser gratuito. Aunque el ayuntamiento dice que no tiene presupuesto para ello, y se dirige al Gobierno. Entre tanto, todo sigue igual.

Sería interesante el profundizar en los motivos de esta disparidad de actitudes. Puede ser algo parecido a lo que ocurría hasta hace poco, en donde la ”derecha” negaba la existencia del calentamiento global. Tal vez la derecha le da las máximas deferencias a la libertad individual, mientras que las izquierdas dan al bien común preferencias sobre el bien individual. Mientras tanto no se ponen de acuerdo, todos los grandes titulares de todos los periódicos no hacen nada más que hablar de las restricciones de tráfico de Madrid. Como si no hubieran otras noticias de la máxima trascendencia.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.