Hosting por dinahosting.

Rajoy quiere un pacto con el PSOE para toda la legislatura próxima

El equipo más próximo al líder del PP en el Gobierno y el partido apuesta porque ofrecerá la gran coalición incluso si suma la mayoría absoluta con Rivera

Mariano Rajoy, este jueves en un acto.Mariano Rajoy tiene un plan diseñado para la próxima legislatura y no pasa, en primer lugar, ni por retirarse ni por echarse a un lado si el PP y Ciudadanos suman el 26-J los suficientes escaños para superar una investidura. Su primera idea y la que intentará, probablemente en la misma noche electoral, será ofrecer otra vez como tras el 20-D un pacto de gobierno de gran coalición al PSOE. Rajoy persigue la alianza con los socialistas incluso por delante del acuerdo con Ciudadanos y aunque el apoyo de este partido fuera suficiente para gobernar, según al menos cuatro de los ministros de su Gabinete y otros tantos dirigentes del PP del máximo nivel. Su equipo subraya, además, que Rajoy pretende continuar en política al menos toda la próxima legislatura al completo.

Algunos de los ministros del Gobierno de Rajoy han efectuado una porra (apuesta privada) para anticipar el resultado electoral del 26-J y para sustentar con datos sus deseos en favor de la gran coalición con el PSOE. En la apuesta se atribuyen al PP 135 escaños, 85 a Podemos, 80 al PSOE y 35 a Ciudadanos. En los sondeos internos del PP también sitúan a Podemos siempre por encima de los socialistas y tampoco les alcanza para llegar con Ciudadanos a los 176 diputados que marcan la mayoría absoluta.

Varios ministros del actual ejecutivo vaticinan así que el resultado del PSOE el 26-J, por debajo de los actuales 90 escaños y en tercera posición tras el sorpasso de Podemos, facilitará el pacto de Rajoy con el nuevo dirigente que tomará el mando en ese partido tras la etapa que consideran en los estertores de Pedro Sánchez.

Uno de los grandes objetivos en esta campaña del PP es ningunear de nuevo a Sánchez, e intentar debilitarle incluso con la promoción de Pablo Iglesias a la hora de equiparle en la organización de hipotéticos debates cara a cara, con la meta puesta en los más que probables pactos poselectorales. Dos miembros del Gobierno muy próximos a Rajoy intentaron, sin embargo y en charla privada, justificar esa futura oferta de alianza en la necesidad de que el próximo ejecutivo que salga de las urnas tenga un respaldo en el Congreso, el Senado y de voto detrás que le permita afrontar retos tan relevantes como la situación en Europa tras las amenazas de desunión como el Brexit, el desafío catalán y también las reformas económicas que aseguren el futuro de las pensiones.

El propio Rajoy, que no ha llegado aún a especificar en público que ofrecerá al PSOE compartir gobierno tras el 26-J antes que a Ciudadanos, sí resalta en cuanto puede que una gran coalición sería ahora “una magnífica oportunidad” para impulsar esos grandes cambios en el país que serían más refrendados incluso que con una mayoría absoluta de su partido.

Ese mensaje es también uno de los ejes de algunos de sus vídeos electorales de la nueva campaña del PP para Rajoy, en los que expone que tras el 26-J no debe haber “líneas rojas” ni vetos. En un caso para recordarle al PSOE que esa coalición inaúdita en España ya existe en otros países europeos y a Ciudadanos para que no vuelva a exigir la marcha del líder.

http://politica.elpais.com/politica/2016/06/01/actualidad/1464772910_232456.html

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.