Hosting por dinahosting.

RAJOY Y RUBALCABA

rajoy-rubalcabaUltimamente, y de forma reiterada, el Sr. Rajoy se refiere al Sr. Rubalcaba como un hombre de Estado, que defendió al sistema en un proceso crucial: el cambio en la Corona de España. Es llamativo cómo después de tantos años de ser mutuamente Poder y Oposición, ahora lo encuentre a faltar. Seguramente el Sr. Rajoy lo que pretende es desprestigiar al actual Secretario general del PSOE alabando las cualidades de su antecesor.

Sin embargo, el Sr. Rajoy tal vez no se dé cuenta de que al alabar al Sr. Rubalcaba, lo que hace realmente es desprestigiarlo y hundirlo en la miseria. Rubalcaba tuvo que dimitir porque las bases de su partido ya no confiaban en él. Y no confiaban porque los sondeos le eran claramente contrarios, y porque nunca supo hacer una oposición dura con Rajoy.

Rubalcaba estuvo demasiados años cerca del Poder, ya fue ministro y portavoz del Gobierno con Felipe González, y luego con Zapatero también ministro del Interior y Vicepresidente. Por tanto, y de alguna forma puede estar relacionado con muchas de las cloacas de los Gobiernos socialistas, alguna de forma tan visible como el caso Faisán.

Rajoy y Rubalcaba eran las cabezas visibles del sistema bipartidista que ha forjado nuestra democracia, y por tanto son cómplices de todos los fallos de la misma, desde la no separación de los Poderes hasta el permitir una legislación laxa con la corrupción. Pero hay una diferencia fundamental entre estos dos personajes. Mientras uno dimite y se va a su cátedra (no a ningún consejo de Administración de una empresa del IBEX 35), el otro no hace nada más que pregonar que él es el mejor candidato que tiene el PP para las próximas elecciones generales.

Rubalcaba, con su dimisión, se ha revestido con toda su dignidad. Mientras que Rajoy está quedando como un payaso delante de toda la sociedad, incluyendo a los miembros de su propio partido. Dice ahora que no hay que hacer caso de lo que digan las encuestas, ya que al final la mayoría moderada le dará sus votos. Ni se da cuenta de que con su política durante estos tres años, España se ha quedado sin ciudadanía moderada. La indignación general en que se vive, ha prácticamente anulado cualquier espíritu de moderación. Lo que España quiere y necesita es un cambio radical, en el que ni él, ni Rubalcaba tienen sitio.

También es chocante que ahora diga que no se ha de hacer caso de las encuestas, cuando las mismas han condicionado muchas de sus actuaciones, léase por ejemplo la retirada de la ley del aborto.

Ya queda menos de un año.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »