Publicado el

RAJOY Y SU SENTIDO DE ESTADO

Rajoy está utilizando en demasía expresiones como “responsabilidad de Estado” o “sentido de Estado”, conceptos que deberían atañernos a todos pero que, últimamente, el Gobierno esgrime como un arma arrojadiza contra toda o una parte de la ciudadanía.

Tras una derrota parlamentaria, la primera que tiene un Gobierno en democracia y vivida como una tragedia inconcebible —curiosa reacción para un partido que no posee mayoría en la Cámara—, el PP se ha envuelto en la bandera del Estado para regañar a todos los partidos que han votado en contra y amenazar con nuevas elecciones. Esta derrota era sobre una Ley de los estibadores, y si a Rajoy le ha dolido tanto es porque ha mostrado toda su debilidad parlamentaria ante la UE.

Lo curioso del caso es que el Gobierno culpa a los estibadores de la multa que España deberá pagar por no liberalizar este mercado laboral, culpabilizándoles de haber luchado por conservar su empleo y su salario, en lugar de irse al paro, con todas sus consecuencias. También es curioso que ahora el Gobierno acusa a los partidos de la oposición por la probable multa que nos infringirá la UE, olvidándose de que la UE obligó a España a realizar esta liberación en 2011, en pleno Gobierno con mayoría absoluta, y que hubiese podido aprobar durante tres años sin ningún problema. Pero la inercia de Rajoy es algo que pasará a la posteridad.

Hay palabras que están en el ADN de Rajoy, como las de estabilidad y sensatez, ya que con ellas quiere definir su política de Gobierno y ocultar su “dolce far niente”, y así advierte ahora que si su derrota se repite podría convocar nuevas elecciones, eso sí, siempre como un ejercicio de responsabilidad y sentido de Estado.

Si Rajoy salió derrotado en el Congreso es por su falta de diálogo. Primero con los mismos estibadores, luego con los Sindicatos, y por último con los partidos de la oposición, que son todos los demás. Por lo visto, todavía se cree que tiene mayoría absoluta, y que no necesita del diálogo. Afortunadamente este es un mundo ya pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Play CAPTCHA Audio
Reload Image