Hosting por dinahosting.

REVOLUCION EN EL COMERCIO MINORISTA

1248854715_0El comercio minorista en las ciudades ha sido el gran perjudicado por la instalación de grandes superficies de venta. Infinidad de comercios se han visto obligados a cerrar por no poder resistir la competencia, sobre todo en precios, de las grandes superficies. Hay ciudades, como Alicante, que con 335.000 habitantes tiene seis grandes centros comerciales, y además varios hipers. En esta situación, el comercio minorista no ha podido resistir.

Muchos economistas y políticos defienden este nuevo modelo de distribución, especialmente porque resiste mejor la tendencia inflacionista. Sin embargo, esto es a costa de un aumento en el desempleo (el comercio minorista es el mayor empleador del mercado) y una pérdida de atención al cliente y de proximidad al mismo.

Pues si la situación ya era mala, a partir del pasado 1 de enero será todavía muchísimo peor, al terminarse la moratoria que Felipe González introdujo en la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964. Esto significa que los propietarios de los locales podrán pedir un alquiler de acuerdo con las leyes del mercado actual, en lugar de los alquileres antiguos totalmente obsoletos para los `propietarios, pero imprescindibles para poder mantener los comercios abiertos.

Se calcula que en toda España deberán cerrar 60.000 comercios, dejando sin trabajo a los correspondientes 60.000 autónomos y a 100.000 trabajadores. Pero además, se perderán innumerables comercios de los de “toda la vida”, muchos de ellos emblemáticos de muchas ciudades.

El PSOE y IU presentaron este año una enmienda que solicitaba la ampliación de la moratoria cinco años más, para que no coincidiese con la dichosa crisis. Sin embargo, el Senado ni siquiera ha podido debatir sobre ese asunto, ya que el Grupo Parlamentario Popular hizo uso de su mayoría absoluta.

Los minoristas que puedan resistir los nuevos alquileres, van a encontrarse encima con otra dificultad añadida, y es la de que muchos de los locales que van a quedar vacíos, podrán ser ocupados por marcas prime, como Apple, Nike, Adidas, Armani, etc.. Adquirir un edificio antiguo o emblemático y poner allí tu tienda es una moda cada vez más frecuente en las grandes marcas, y una vez más en perjuicio de los minoristas independientes.

Defender el comercio minorista es defender nuestra propia personalidad, alejándonos de la standarización de los centros comerciales y franquicias.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »