Hosting por dinahosting.

San Petersburgo – Moscú

El pasado verano iniciamos este viaje desde San Petersburgo, la más rusa de las ciudades europeas y la más europea de las ciudades rusas, como dicen por allí.

El primer día por la mañana, después del desayuno, efec­tuamos una interesante visita panorámica a la ciudad que nos permitió tomar una primera visión de las maravillas que nos estaban esperando, no en vano San Petersburgo está considerada como una de las más bellas ciudades del mundo y su casco urbano antiguo ha sido declarado como patrimonio de la humanidad.
.
En este primer recorrido visitamos la impresionante Catedral de Ia Virgen de Kazan, el mirador de la Isla de San Basilio, la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, el Almirantazgo, la Plaza de San Isaac y la Plaza del Senado con la figura ecuestre de bronce de Pedro el Grande. Terminamos la visita en la conocida Avenida Nevski, donde mientras esperábamos el cambio del semáforo a verde para poder cruzar la calle, ocurrió lo inesperado, fuimos víctimas de un robo que aparte del susto que nos ocasionó, no tuvo mayores consecuencias, ya que dentro de lo negativo del asunto, tuvo un aspecto realmente muy positivo e inesperado y fue que los propios rusos que vieron el robo realizado por parte de cinco o seis ladrones que trabajando en equipo se llevaron rápidamente el dinero que llevaba en el bolsillo trasero del pantalón (Los barcos de la flota fluvial rusa no son ningún último grito de modernidad y no disponen de caja fuerte en el camarote) y los propios rusos les cogieron no todo, pero si parte del dinero que nos estaban robando y en medio de este lio dos desconocidos, que no hablaban más que el ruso, nos devolvieron casi todo lo que nos habían robado.

Al día siguiente efectuamos la visita al Museo del Hermitage.considerado uno de los museos más grandes y más antiguos del  mundo, está ubicado en cinco edificios históricos de San Petersburgo, incluido el Palacio de Invierno, residencia de los emperadores rusos. Los mismos edificios del Hermitage constituyen en sí mismos monumentos arquitectónicos de gran valor histórico. Su colección cuenta con unos tres millones de obras repartidas en aproximadamente 400 salas y es inabarcable en un solo día, igual que la ciudad lo es en dos días, habrá que volver en otra ocasión.

Martí Fabregat

8 comentarios para “San Petersburgo – Moscú”

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »