Hosting por dinahosting.

“Será muy difícil que podamos llegar a acuerdos de Gobierno”

El País:

El candidato de Ciudadanos a la Junta de Andalucía promete acabar con el clientelismo y reactivar la economía

Juan Marín Lozano (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, 1962), el candidato de Ciudadanos a la Junta de Andalucía, aspira a que su partido entre por primera vez en el parlamento autonómico, y promete acabar con el clientelismo y reactivar la economía.

Pregunta. Las encuestas dibujan un escenario lleno de alternativas ¿La ingobernabilidad es una posibilidad?

Respuesta. Sí. El escenario que se está dibujando nos va a exigir responsabilidad. Hablo de no llevar a Andalucía al caos. PSOE y PP van a tener difícil gobernar. Están haciendo una política totalmente en sentido contrario a la que estamos planteando los partidos emergentes que podríamos apoyar ese tipo de Gobiernos.

P. Usted gobierna con el PSOE en Sanlúcar. Muchos de sus votantes llegan desde el PP. ¿Con quién pactará y a cambio de qué?

R. Va a ser muy difícil que podamos llegar a acuerdos de Gobierno en Andalucía. Hemos creado unas líneas rojas que no vamos a sobrepasar. Si nos ciega el poder, si accedemos a un pacto de gobierno por una consejería, es la muerte de un partido y de la ilusión de mucha gente. Yo eso no lo voy hacer, aunque me lo pidiera el partido. Me iría. Son irrenunciables los principios de limpiar las instituciones, reactivar la economía y que la gente no pase las necesidades que veo.

P. Se conocen más sus críticas que sus propuestas.

R. Lo que más nos preocupa es conocer cuál es la realidad de la Junta. Habrá muchas sorpresas cuando se hagan las auditorías. Llegas con proyectos, pero la realidad es tan brutal, te baja tanto al suelo, que lo fundamental es un plan de saneamiento económico y un plan plurianual de inversiones directas en bienestar social, educación y sanidad, que es lo primero que tenemos que atacar. Hay que poner financiación en el músculo productivo de Andalucía, que son las pequeñas y medianas empresas, para lo que tendremos que pedir la colaboración de las entidades privadas, rescatadas con dinero público.

P. Proponen, por ejemplo, un servicio de urgencias en las poblaciones de más de 1.000 habitantes. ¿Cómo se paga eso?

R. Reduciendo estructuras orgánicas dentro de la sanidad pública. Hay que eliminar la grasa. Hay que tomar esa decisión, porque esa grasa son cargos políticos. Hay que destinar los recursos que hay a lo que hay que destinarlo. Ha habido mucho clientelismo político después de 35 años de gobernar [el PSOE]. Lo hemos visto con Izquierda Unida. Entró a gobernar [con el PSOE] y a los tres días tenía 300 personas en la administración.

P. Una cifra de Susana Díaz.

R. El 36% de paro.

P. ¿Juan Manuel Moreno?

R. Andalucía no ha sido bien tratada por tener un color político distinto al del Gobierno.

P. Ciudadanos le pone nota al resto de partidos con la ventaja de no tener pasado. Usted es de los pocos en la formación con responsabilidades de gobierno, en Sanlúcar, donde IU ha denunciado varias de sus decisiones. ¿Cómo de grande es la distancia entre criticar como hace Ciudadanos y gestionar?

R. Enorme. La gestión es muy desagradecida, pero reconfortante cuando consigues resultados. Recibes muchas guantadas. Hay que tener encaje. Si hay algún tema en el que haya cometido un error en ocho años de gestión, si soy imputado por algún delito de corrupción, me voy. Puede ponerlo en el titular: Juan Marín se va.

De la joyería a la política

J. J. MATEO

En el laboratorio de Ciudadanos (C’s) manda Juan Marín (1962). En Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), el partido independiente fundado por el candidato a la Junta, ahora fusionado con el de Albert Rivera, gobierna con el PSOE. Si hay un lugar de España en el que se ensaya la fórmula de Ciudadanos, es este. Si hay una población en la que ya hay pactos extrapolables a los que se pueden producir en los próximos meses, es esta, de casi 70.000 habitantes y con una tasa de paro superior al 40%. Si hay un sitio en el que se reconoce a Marín, el gran desconocido de las elecciones, es en la tierra a la que llegó desde el campo su padre y donde él mantuvo abierta su joyería: “Saqué las oposiciones a una caja de ahorros, él murió de un infarto y mi madre me pidió que no tirara por la borda sus 40 años de sacrificio. Lo dejé todo y me fui a sacar adelante el negocio y a ayudar a mi madre”.

Este es un joyero que no lleva joyas, porque dice que le incomodan para su gran pasión, el deporte. Es padre de dos adolescentes, responsables de retirarle del voleibol en el 98 (“Me comprometí con mi mujer cuando nació mi primer hijo”, cuenta sobre su pareja, funcionaria del Ayuntamiento de Jerez).

El empresario, desde 2007 en la política local, donde se las ha tenido tiesas con IU, da el salto acompañando a Rivera. El catalán también fue un desconocido, y se atrevió a remediarlo con un desnudo. ¿Lo haría Marín? “Pierdo mucho”, se ríe. “Con 52 años ya no estamos para eso”.

A veces, cuando pasea por la calle Ancha, donde está la sede de Ciudadanos en Sanlúcar, o mientras se está tomando “una copita”, el pasado de Marín le da un toque en el hombro a su presente. Le ocurrió hace poco, cuando una exjugadora del equipo de voleibol al que entrenó se encontró con él. “Son cosas que te marcan”, dice Marín, que también montó una ludoteca y lideró una asociación empresarial. “Fui entrenador de Primera Nacional. Una vez nos jugábamos el ascenso. Ganamos 2-3. A ese grupo lo cogí cuando eran niñas pequeñitas. En la comida les anuncié que dejaba el equipo. Un drama”, cuenta este extécnico que ahora aspira a la Junta.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »