Hosting por dinahosting.

SIMILITUDES ENTRE ESPERANZA Y SUSANA

esperanza-aguirresusana-diaz-efe-barcelonaEn principio, no se parecen en nada, ni por generación, pertenecen a dos generaciones distintas, ni por formación, ni por pertenencia a un mismo partido, en nada. Sin embargo en un mismo día, sus nombres han aparecido en los periódicos por escándalos parecidos. Como es lógico, El Mundo es el que ha destapado el de Susana, y El País el de Esperanza, o lo que es lo mismo, El Mundo ha silenciado el escándalo de Esperanza, mientras que El País ha hecho lo propio con el de Susana.

Por lo que respecta a Susana, el pasado día 7 de mayo, la juez Patricia Fernández hizo un auto en el que denunciaba una serie de irregularidades en la adjudicación de la mina de Aznalcóllar a la empresa Minorbis-Grupo Méjico. Se trataba de dejar el yacimiento en manos de Magtel, una empresa con fuertes vínculos con la propia Junta de Andalucía, que le concedió hasta 15 millones en ayudas en cuatro años y que fichó a un ex alto cargo socialista.

Según la citada juez, no se observa el más mínimo rigor en la actuación de la Administración, cuestión que viene agravada por ser la misma explotación minera que en abril de 1998 protagonizó el mayor desastre medioambiental en nuestro País. Además, la oferta agraciada con el favor de la Junta incumplía los requisitos medioambientales que son necesarios. Dice la juez que no se descarta el tráfico de influencias para obtener un resultado tan contrario a Derecho.

Curiosamente ninguna de las dos empresas asociadas detallaba en su propuesta las inversiones comprometidas. Además, la asociación entre Minorbe y Grupo México no se hizo mediante un contrato sino mediante una declaración conjunta de compromiso que, en palabras del juez, no excede de una declaración de buenas intenciones.

Bien, pues todo este desbarajuste ha sido realizado siendo Susana la Presidenta de la Junta, la misma que decía que a partir de ella todo iba a ser muy distinto, y que la corrupción no tendría ninguna posibilidad de existir. Mientras que su boca iba diciendo estas lindezas, con su mano estaba ayudando a una empresa de los suyos. La realidad es que no se trata de Susana, Griñan o Chaves, la realidad es que se trata de un régimen.

Una vez ha saltado el escándalo, Susana ha paralizado la concesión de Aznalcóllar. Ha preferido parar la concesión antes que parar su investidura. En otras circunstancias no sabemos si también lo hubiera hecho.

Con respecto a Esperanza, las empresas de dos exaltos cargos de su Gobierno, se beneficiaron de créditos con dinero público a bajo interés concedidos a través de Madrid Network, una entidad de derecho privado impulsada por la Comunidad de Madrid. El dinero procedía del Ministerio de Ciencia e Innovación. En total les fueron concedidos nueve millones de euros.

Manuel Lamela, de ingrato recuerdo para la sanidad pública, resultó beneficiado con un préstamo de 1,3 millones, al 1,2% de interés. También dos empresas vinculadas a Ildefonso de Miguel, ex gerente del Canal de Isabel II, obtuvieron préstamos por 8 millones de euros. En todos estos casos, las iniciativas resultaron fallidas al año siguiente y se rescindieron los contratos

Como es costumbre en Esperanza, ella no sabía nada de nada, como no sabía de López Viejo, ni de Granados ni del ático de González. Ella nunca se ha enterado de nada. Pero por algo Gabilondo la ha llamado la madre de todas las corrupciones.

Ya tenemos perfiladas las similitudes entre Esperanza y Susana. La política no les importa per se, como no les importan sus respectivas Comunidades, pero sí están para ayudar a los suyos a hacerse ricos, a defraudar y a corromper.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »