Hosting por dinahosting.

Susana Díaz consolida su control orgánico para liderar el PSOE

GRA077. LEBRIJA (SEVILLA), 25/11/2016.- La presidenta andaluza, Susana Díaz, se protege de la lluvia con un paraguas a su llegada hoy a Lebrija (Sevilla), donde se ha mostrado convencida de que su partido "se va a levantar" y va a salir "como un proyecto ganador antes de lo que muchos quisieran". EFE/Julio Muñoz

La presidenta andaluza busca ahora el apoyo de los 3.000 alcaldes socialistas y trata de recuperar el vínculo con la militancia

“Es la única opción visible, viable y potente”, afirma un dirigente regional

La presidenta andaluza se presenta como la única posibilidad de liderazgo en el PSOE. Tiene «hambre» y «fuerza» para conseguirlo y, además, lleva meses buscando apoyos en los círculos del socialismo que se le resistían.

Dos meses después del dramático Comité Federal que acabó con Pedro Sánchez, el PSOE ha entrado en un tiempo de silencio y reflexión a la búsqueda de un proyecto y un líder capaces de revitalizar a un partido gravemente herido por dentro y por fuera. Sin fecha aún para el Congreso que tendrá que convocar la Gestora, en el camino hacia la Secretaría General emerge de momento una mujer candidata: Susana Díaz.

La presidenta andaluza es la única que muestra con su actuación política una voluntad firme de hacerse con el liderazgo socialista y es también la única que da muestras de tener un plan concreto para conseguirlo. Díaz está ejecutando su hoja de ruta con total disciplina y sin dejar nada al azar. Mide sus pasos, sus apariciones, sus encuentros con distintos colectivos y sus reuniones orgánicas para finalmente hacerse con el control del PSOE.

Este diario ha consultado con dirigentes socialistas de diferentes ámbitos y federaciones regionales para pulsar el estado de la cuestión y la conclusión es que la líder andaluza carece de alternativa para la Secretaría General.

«Susana es ahora mismo la única opción visible, viable y potente. Los restos del pedrismo están dispersos, algunos ya le han abandonado, y no parece que puedan ser capaces de encontrar una alternativa clara que pueda disputarle el liderazgo a ella».

Un dirigente regional lo resume de forma gráfica: «Para liderar cualquier organización es imprescindible tener hambre y ella la tiene». Un colaborador de la presidenta andaluza destaca que la voluntad es un ingrediente decisivo para alcanzar el poder, como han teorizado en la Historia ilustres pensadores, como Nietzsche en su Voluntad de poder.

Además de la voluntad y el hambre, la presidenta andaluza lleva meses en busca de apoyos orgánicos en las federaciones que más se le resisten, las que se alinearon a favor de Pedro Sánchez. De Baleares Castilla y León y de Madrid Cataluña.

Fuentes próximas a Díaz señalan que «se trata de tejer una malla en el partido para restaurar la unidad interna, muy dañada por los últimos acontecimientos y el drama del Comité Federal». La malla de la baronesa pasa por buscar el respaldo de los 3.000 alcaldes socialistas de toda España, además de restaurar las relaciones con el PSC Miquel Iceta ya la visitó en San Telmo esta semana-, y de recuperar el vínculo con la militancia, muy deteriorado por la defenestración de Sánchez.

«Estamos encontrando el partido mejor de lo que parece desde fuera. La gente tiene muchas ganas de recuperar el tiempo perdido y de poner en marcha otra vez un PSOE que pueda reconocerse a sí mismo y aspirar a recuperar el espacio electoral perdido». En las últimas semanas, Díaz ha dado un paso más en su hoja de ruta, reuniéndose con distintos colectivos culturales y sociales. La próxima semana viajará a Bruselas para presentar sus credenciales en la capital de la UE.

Los interlocutores de EL MUNDO no ocultan su gran preocupación por el futuro del PSOE, ni tampoco las dificultades con las que tropieza Susana Díaz para hacerse con la Secretaría General. El fantasma de Pedro Sánchez es uno de los obstáculos, aunque no el único. «No nos podemos hacer ilusiones, recuperar el partido no es cuestión de meses, sino de años. Incluso podría suceder que el daño que nos hemos hecho sea irreparable», señala un diputado.

JORGE ARÉVALO

Hay una corriente de opinión que no cree que Díaz sea la solución. «Tanto Pedro como Susana están invalidados para la batalla interna. Susana ha sido percibida como la que ha clavado el puñal y produce rechazo. Muchos compañeros no creen que su perfil sea lo que el PSOE necesita para recuperar los votos que hemos perdido, los de las clases medias urbanas y los jóvenes. Tiene un sesgo demasiado españolista que despierta recelos en otras comunidades. Lo ideal sería que ella misma diera un paso atrás para buscar una tercera vía de síntesis», asegura un veterano parlamentario socialista.

Por contra, los que no aprecian una alternativa verosímil al liderazgo de Susana Díaz responden así. «El partido está como está, no se puede ganar un Congreso contra Andalucía, ni siquiera sin tener en cuenta a la federación andaluza. Tenemos que aprender de lo que sucedió hace dos años. En estos años la debilidad de la dirección federal ha impulsado el poder de las baronías. El peso del partido se ha trasladado a las comunidades de la mitad sur de España donde gobernamos: AndalucíaCastilla-La Mancha y Extremadura, con Valencia. Esta es una realidad que nadie puede negar, por lo tanto la solución del PSOE tiene que venir de ahí».

Los dirigentes socialistas aseguran que el accidentado liderazgo de Pedro Sánchez ha sido una vacuna para el PSOE -«hay miedo a repetir la experiencia de un líder improvisado volcado sólo en el márketing»- y que Susana Díaz representa un «cierto orden interno» y una vuelta al PSOE clásico que en estos momentos es lo conveniente. «Es la única que puede salvarlo de la ruina».

No obstante, las fuentes consultadas reconocen que Díaz tiene muchos deberes por hacer si quiere convertirse en una líder respetada por todos. «Ella tiene la suficiente inteligencia e intuición para saber que su figura está muy desgastada por los últimos acontecimientos internos y que debe hacer un esfuerzo por integrar a todo el partido. Tiene que redimirse del traje que lleva y de los estereotipos que se han construido sobre ella. No se puede llegar a Madrid sólo con el Viva España. Susana ha dado pasos que han deteriorado su imagen. Ella es consciente de este deterioro. Su reto es limar asperezas y adaptarse a la sensibilidad de esta época, no puedes defender un jacobinismo irredento. Tienes que cambiar y adaptarte a los tiempos».

El entorno de la baronesa aprecia más dificultades para ella en los ambientes de la «progresía socialdemócrata madrileña» que en el resto de los territorios y lo atribuye a un «cierto clasismo» con unas gotas de machismo. Los partidarios de la líder andaluza señalan que necesita tiempo para que las aguas del PSOE se calmen y para restaurar su imagen.

Un destacado socialista señala que el PSOE tiene que presentar a la sociedad española un proyecto político que sea el mejor y que Díaz debe interiorizarlo. «Tenemos que saber responder a las preguntas que se pueden estar haciendo los ciudadanos. ¿Qué España quiere el PSOE? ¿Qué estoy votando? ¿Qué es el PSOE?». La Gestora ha puesto en marcha una comisión para redactar este proyecto que, según algunos de sus integrantes, tiene que centrarse en la reforma de la estructura orgánica, pero también -y sobre todo- en una alternativa potente en política económica basada en ofrecer soluciones a la desigualdad. «La cohesión social, ése es el tema», señalan.

¿Tiene alguna oportunidad Pedro Sánchez de optar de nuevo al liderazgo? Todos los dirigentes consultados responden invariablemente que no. «Pedro divide, necesitaba el no Rajoy para ser alguien. Sus propios errores son los que entregarán el partido a Susana Díaz, quiso construir sin tino un PSOE dentro del PSOE sin contar con las federaciones. No tiene más futuro que el olvido, la gente se irá olvidando de él, si se le ocurriera presentarse contra Susana volveríamos al baño de sangre». Los próximos a Sánchez admiten que «el olvido es un riesgo cierto», pero destacan su popularidad entre la militancia y los errores de la Gestora al excluir de las portavocías parlamentarias a los afines al ex secretario general. Sánchez ha querido ver una oportunidad tras el acto celebrado en Xirivella(Valencia) en el que reunió a un millar de militantes. «La Gestora está en manos de Susana Díaz, ha cometido muchos errores y no son conscientes del desafecto que existe entre las bases. Pedro es un líder muy mediático, recibe invitaciones de todos los sitios. Hay expectación ante lo que tenga que decir. De momento, ha optado por la prudencia, pero el impacto que logran sus intervenciones en las redes sociales indica que no ha desaparecido ni mucho menos».

En todo caso, el ex secretario general aún no ha dado el paso de anunciar su candidatura y las fuentes consultadas consideran inverosímil que con las federaciones más importantes en contra, pueda volver a dar la batalla. Sánchez instó el sábado a la Gestora a convocar ya el Congreso y es un hecho cierto que entre los sancionados por la Gestora tras haber roto la disciplina de voto hay un gran malestar por la actuación de la dirección provisional del PSOE.

Otra cosa es que sus partidarios -hoy dispersos- se pongan de acuerdo para lanzar a otro candidato. En algunos sectores socialistas se apunta que ese aspirante podría ser Patxi López, que en las últimas semanas se deja querer por si acaso. «Patxi no tiene muchas posibilidades, es indoloro e insípido, aunque podría coquetear con presentarse para poder llegar incluso a un acuerdo con Díaz y lograr así alguna cuota de poder».

La fecha del Congreso es otra circunstancia que está en discusión dentro del partido. «Javier Fernández está demasiado entregado a Susana. No podemos hacer oposición en estas condiciones y eso lastra las posibilidades de recuperación del partido. Falta mano izquierda y finura en la Gestora», señalan algunos parlamentarios. Todos los interlocutores de este diario coinciden en que el retraso en la convocatoria del Congreso no es bueno para el partido.

Abocado casi a la refundación, y conscientes de la ebullición de la militancia, algunos dirigentes no pueden descartar que en los próximos meses surja una candidatura nueva si los descontentos encuentran un mirlo blanco. A imagen y semejanza de los diputados de Nueva Vía que en el año 2000 encontraron a Zapatero. Aunque, de momento, ese candidato no se aprecia en el horizonte.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.