Hosting por dinahosting.

Susana Díaz se echa a la arena

14793303175410

La presidenta se incorpora a la agenda política nacional con una intensa campaña en medios

Críticos con la gestora del PSOE en la ‘cuna’ de Susana Díaz

Mes y medio después de la dimisión de Pedro SánchezSusana Díaz ha abandonado su hermetismo habitual para salir a la arena política nacionalponiéndose a disposición de las televisiones y a tiro de los micrófonos y dando por terminado el silencio temporal que se había impuesto tras la virulenta batalla del comité federal del 1 de octubre.

Si el lunes acaparó los titulares de la mañana con sendas entrevistas en Telecinco y la Sexta, ayer aprovechó la inauguración de la Feria de la Innovación y las Tecnologías en la Diputación de Sevilla para opinar sobre un nutrido catálogo de asuntos de la actualidad nacional, desde la designación del ex ministro Fernández Díaz a la paralización de la LOMCE, el pacto por la Violencia de Género o Podemos. Respondió a los periodistas que la encontraron especialmente accesible a las preguntas -no es lo habitual- y opinó también a través de su cuenta en Twitter: Por tierra, mar y aire, Susana Díaz parece tener claro que es el momento de relanzar su imagen a nivel nacional, tras el castigo sufrido por el papel jugado en la defenestración de Pedro Sánchez y la responsabilidad que se le atribuye en la división interna del partido.

Con la ayuda de la actual Comisión Gestora, que ha asumido el coste político de tomar las decisiones más impopulares -como la abstención en la investidura de Pedro Sánchez o la negociación con el PP en el reparto de cargos parlamentarios-, Susana Díaz se encuentra ahora en las mejores condiciones para ‘apuntarse’ los tantos favorables -ayer se felicitó, por ejemplo, por la paralización de la LOMCE- y, en cambio, y mantener una calculada distancia «de respeto» con la gestora en aquellos asuntos controvertidos, como las sanciones a los diputados socialistas que rompieron la displicina de voto en la sesión de investidura.

Este nuevo salto a la arena política nacional de Susana Díaz se produce justo en la semana en la que se estrena la legislatura, con un acto -el de hoy- de apertura del curso político que presidirá el Rey Felipe VI y al que, en contra de lo que es su costumbre, Susana Díaz no acudirá, porque «su agenda se lo impide». Que se conozca al cierre de esta edición, el acto más importante que Díaz tiene en el día de hoy es acudir como invitada a una charla ofrecida por Felipe González durante un almuerzo organizado por el Grupo Joly, y que ha levantado muchas expectativas políticas ante la posibilidad de que el expresidente del Gobierno -a quien se considera cooperador necesario de la operación que acabó con la dimisión de Sánchez- aproveche la ocasión para dar el empuje definitivo a la candidatura de Susana Díaz a la secretaría general.

Felipe González ha hecho en las últimas semanas una apuesta abierta por la que considera es la líder (o lideresa) que necesita el nuevo PSOE. Eso no significa que la presidenta de la Junta vaya a confirmar abiertamente su intención de dar la batalla. No lo hizo en ninguna de las entrevistas que concedió el lunes y es poco probable que lo haga en breve teniendo en cuenta que no hay aún una fecha fijada para la celebración del Congreso del PSOE.

Pero la campaña de reparación y de relanzamiento de su imagen está en marcha. Y su primer objetivo será desarticular los argumentos que sostienen que quienes formaron parte del problema, y fueron de alguna manera corresponsables de la enorme fractura que se ha abierto en el PSOE, difícilmente pueden ahora presentarse como los ‘pacificadores’ que vienen a «coser» las heridas.

Susana Díaz parece convencida a este respecto de que lo que algunos quieren presentar como un defecto -la mano dura con el adversario incluso dentro de la organización-, en realidad, puede ser percibido por una parte de la militancia -y, por supuesto, del electorado- como una virtud.

Con todo, Díaz tiene muchas resistencias aún que vencer, tanto en la política nacional como en Andalucía, donde esta misma semana se han conocido nuevos movimientos del sector crítico, que cuestiona la legitimidad de la gestora y exige la convocatoria «sin dilación» del Congreso Federal que deberá resolver el liderazgo del PSOE. A este respecto, la presentación de una plataforma de militantes ‘rebeldes’ en Sevilla, el feudo por excelencia de la presidenta de la Junta, constituye una nueva china en el zapato de Susana Díaz.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.