Hosting por dinahosting.

TODOS PODEMOS SER NAZIS

25_12_2008_0840568001230224104_life_cEn los años treinta del pasado siglo, cualquier alemán normal podía estar tentado de entrar en el partido nazi. Basándose en el orgullo de pertenecer al pueblo ario, y a la vergüenza a que les sometió el Tratado de Versalles al finalizar la primera Guerra Mundial, lo normal es que reaccionasen tal como lo hicieron, es decir, haciéndose nazis.

Cuando hablo de una reacción normal no me refiero ni a Hitler ni a Goebbels, sino a los ciudadanos de a pié, que creyeron que al afiliarse al partido estaban apoyando el resurgir de Alemania.

Siempre me he preguntado que hubiera hecho yo en unas circunstancias parecidas. Me considero un ciudadano normal, no un líder, sino seguidor de algunos líderes. Soy incapaz de iniciar una nueva doctrina política, pero sí me veo en condiciones de seguir a la doctrina que me parezca mejor para mi País. Con estos considerandos, creo que yo hubiera entrado en el partido nazi.

¿Qué puede hacer que alguien renuncie a su libertad a cambio de la comodidad del grupo y de la idea de que somos mejores que los demás?  ¿Cómo es posible que surjan los totalitarismos y que buena parte de la sociedad se amolde sin problema a ellos?. Estas preguntas que pueden hacerse cualquiera de nosotros, impulsaron uno de los experimentos pedagógicos más importante de la historia reciente, me refiero al llamado “La Tercera Ola”, en clara alusión al Tercer Reich.

En 1967, un profesor de enseñanza secundaria, Ron Jones, de 25 años, y profesor de Historia Mundial en el Instituto Cubberley de Palo Alto (California), se propuso responder a las anteriores preguntas desde la práctica con sus alumnos de secundaria. Creó este movimiento para demostrarles lo sencillo y peligroso que es formar parte de una sociedad autoritaria y totalitaria.

Durante una semana, el experimento que comenzó con 15 alumnos acabó llegando a 200 estudiantes del centro y el profesor tuvo que pararlo por miedo a que se fuera de las manos. La fuerza mediante la disciplina. La fuerza mediante la comunidad. La fuerza a través de la acción. Y la fuerza a través del orgullo fueron las cuatro lecciones que creó el profesor para involucrar a sus alumnos y que acabaron derivando en una atmósfera marcial dentro de esa clase y en un sentido de pertenencia a la Tercera Ola. Jones observó con “sorpresa” como las reglas de la vida de la Alemania nazi iban calando con facilidad en sus alumnos.

Ahora está a punto de estrenarse en Madrid una obra de teatro “La Tercera Ola” que cuenta con el visto bueno del mismo Ron Jones y de dos de sus alumnos de entonces. Es una obra de teatro que te hace pensar en ti mismo, en saber qué hubieras hecho en el supuesto de vivir en la Alemania nazi.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »