Hosting por dinahosting.

Un exdirectivo testifica que Empleo le pidió implicar a UGT y CC OO en el ‘caso Aneri’

Joaquín Velázquez, que fue destituido tras acudir a la policía, asegura ante la juez que le dieron una paliza y tuvo que huir a Bruselas: “Solo la Comunidad conocía la dirección de mi casa”

El relato de Joaquín Velázquez, subdirector de Formación de la Comunidad cuando estalló el caso Aneri, dibuja un Gobierno regional preocupado por frenar las malas noticias más que la corrupción. Sus jefes de la Consejería de EMpleo intentaron tapar el presunto fraude de los fondos de formación que salpica a la patronal pidiéndole que buscara “anomalías” en la gestión de los sindicatos para poder “callarles la boca”. Velázquez le confesó a la juez que instruye el caso que le dieron una paliza a las puertas de su casa y tuvo que huir a Bruselas: “Solo la Comunidad conocía mi dirección”.

Sentado en la silla central de la sala, con tono tranquilo y papeles en las manos, Joaquín Velázquez, que fue subdirector general de Formación en la Comunidad de Madrid entre el 12 de febrero de 2012 y el 14 de febrero de 2014, prestó declaración en sede judicial el pasado 18 de marzo durante casi dos horas. La que era su inmediata superior entonces, la directora general de Formación Patricia Herrero, acaba de ser imputada por el Juzgado de Instrucción 9 de Madrid, que investiga el presunto fraude de fondos públicos. La juez titular, Esperanza Collazos Chamorro, ha expulsado además a la Comunidad como acusación particular por si en un futuro pudiera declarar a la Administración “subsidiariamente responsable” de los cargos que se le imputan a la exdirectora general.

La declaración judicial de Joaquín Velázquez, cuya grabación en vídeo dura 1 hora y 50 minutos y a la que ha tenido acceso EL PAÍS, ha sido una de las piezas importantes para la imputación de Herreros, igual que los correos internos que aportó en 2013 a la Policía y las grabaciones que hizo. Velázquez fue el primer cargo regional que acudió a la Policía Judicial a denunciar lo que estaba ocurriendo en la sede de la Consejería de Empleo, situada en Vía Lusitana. Dos días después de prestar declaración fue cesado “por pérdida reiterada de confianza”, según justificó entonces la consejería.

Las primeras informaciones apuntaban a un supuesto fraude de 4,4 millones de fondos públicos perpetrado por el empresario cordobés José Luis Aneri, que falseaba los datos de los alumnos de la formación on line y los replicaba con ordenadores en cursos que nunca habían realizado. Las investigaciones policiales, periodísticas y judiciales que se extiende durante más de dos años, han ido ampliando las responsabilidades, con al menos 15 millones de euros de posibles fondos defraudados tanto regionales como nacionales y una docena de detenidos, entre ellos Aneri y el que fuera su socio en sus inicios en Madrid, Alfonso Tezanos,exvocal de la junta directiva de la patronal y expresidente de la comisión de formación de la Cámara de Comercio .

“NO SE QUERÍA QUE QUEDARA CONSTANCIA DE NADA”

Velázquez alude a un entorpecimiento continuo de su trabajo por parte de su superiora. Tenía “prohibición expresa de pasar información delicada por escrito” porque “no se quería que quedara constancia de nada”. Durante su declaración, explicó que su superiora directa, la directora general Patricia Herrero, le pidió que entregara “lo justo” a la Agencia Tributaria que le estaba reclamando información.

También sostiene que ha sido el “chivo expiatorio” de la consejería y que había una relación estrecha entre uno de los principales imputados de la trama, Alfonso Tezanos, y los responsables de Empleo. Tezanos mantuvo reuniones con el viceconsejero de Empleo, Juan Van Halen, después de que estallara el escándalo “a sabiendas ya ambos de que algo estaba pasando”. Añade que el empresario madrileño, que fue presidente de Formación de la Cámara de Comercio, tenía una “gran confianza” con la cúpula del Gobierno de Esperanza Aguirre y su sucesor, Ignacio González. “Se jactaba de decir que era el candidato de Ignacio González a sustituir a Arturo Fernández [el expresidente de la patronal madrileña] en la CEIM”.

La juez que instruye el caso pidió en un auto del pasado 11 de noviembre la relación de todos los nombres de la cúpula de la Consejería de Empleo entre 2010 y 2014, durante los gobiernos de Aguirre y González, para investigarlos.

El escándalo de los cursos de formación no se habría destapado si José Luis Aneri, al que una treintena de asociaciones tenían como intermediario con la Administración por ser el consultor que gestionaba los cursos, no hubiera dejado de mandar las justificaciones plagadas de alumnos falsos que enviaba puntualmente a Empleo tras entrar en una espiral de excesos. “Seguiríamos ganando dinero con la formación si no me hubiera puesto de cocaína hasta el culo”,señaló el propio Aneri en una entrevista en Interviú. Pero dejó de hacer su trabajo y las alarmas saltaron en Vía Lusitana. Velázquez asegura que comenzaron a tener indicios de irregularidades “con nombres y apellidos” en verano de 2013. La Consejería no lo denunció entonces. Y, según Velázquez, tampoco tenía intención de hacerlo después.

El día que se publicó el primer artículo sobre el caso Aneri, el 8 de diciembre de 2013. hubo un “revuelo interno” en la sede de la Consejería de Empleo, según la declaración de Velázquez. Y cuatro días después, según su testimonio, se convocó un gabinete de crisis. Velázquez asegura que acudieron la entonces consejera Ana Isabel Mariño[actualmente diputada regional en la Asamblea de Madrid], el exviceconsejero Juan Van Halen y la citada Herrero.

Mientras se estaba produciendo ese encuentro, Velázquez se sitúa a sí mismo en una reunión con el equipo técnico de su departamento para estudiar todo lo que estaba ocurriendo. Herrero le mando un mensaje de whatsapp cuya copia aportó a la causa. “Cuando estábamos dilucidando si había fraude en la formación en entidades concretas con direcciones concretas, la instrucción de la directora general de Formación, que ya se había dado por teléfono, ahora por escrito es: Busca, porfa, alguna anomalía en [formación] continua de UGT y Comisiones Obreras. Lo que se nos pidió es que buscáramos información específica para perjudicar a otras entidades diferentes que no fueran las que estaban siendo investigadas con objeto de poder callar la boca a los sindicatos que en ese momento estaban empezando a hablar”.

Durante su declaración en calidad de testigo aseguró qeu llegó a temer por su seguridad. “He tenido que estar 11 meses con excedencia para quitar a mi novia de aquí”.  Y aportó una denuncia a la causa: “El 11 de marzo, el día que detienen a Tezanos, a mí me pegan a la puerta de mi casa. Y ese día, estaba todavía de periodo de vacaciones aunque cesado, decido con mi novia irme a vivir con Bruselas durante bastante tiempo hasta hace muy poco que he vuelto, por miedo a que pudiera pasarle algo a mi familia”. La dirección de la casa de alquiler en la que vivían, añade, “solo la conocía la Comunidad de Madrid. Ni el señor Tezanos, ni ninguna asociación ni nadie más”.

En varios momentos de su testimonio se interesan sobre si considera que el escándalo se circunscribe a los dos principales imputados en el caso. “Para mí Aneri, después de analizarlo todo, es una gota de agua”, contesta Joaquín Velázquez. “Mi percepción ahora, una vez pasado todo, es que cuando se paraba todo, lo que se quería era que se restringiese solo a estos casos estudiados”.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/05/10/madrid/1462911269_895451.html

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.