Hosting por dinahosting.

UN REY PARA UNOS POCOS

El discurso navideño del Rey pasará a la historia por ser el primero en que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha presentado una queja ante la Oficina del Defensor del Pueblo por algunas de las afirmaciones realizadas por el Rey, al entender que “podrían atacar a los derechos de las familias de los 114.226 desaparecidos de la dictadura franquista”.

En concreto, se refieren a la frase “vivimos tiempos para profundizar en una España de brazos abiertos y manos tendidas, donde nadie agite viejos rencores o abra heridas cerradas“. No sé exactamente a qué se refería al citar estas palabras, pero lo que si sé, es que un Rey nombrado por el dictador, y que nunca ha sido elegido por el pueblo, debería tener más cuidado en según qué cosas dice.

Echenique, el de PODEMOS, también ha vertido críticas al discurso del Rey, al decir que parecía escrito por Rajoy. Y así, mientras que las asociaciones de víctimas del terrorismo tienen todo el respaldo de los partidos constitucionalistas, en lo que se refiere a los desaparecidos de la dictadura franquista todo son olvidos y dejar pasar el tiempo. Y eso el Rey lo sabe, o debería saberlo.

Si medimos la receptividad del Rey por el pueblo según la audiencia de su discurso navideño, nos daremos cuenta que está por los suelos. Así, en su primer año (2014) tuvo una audiencia de 8.240.000 espectadores. Al año siguiente ya bajaron hasta 6.666.000, y en este último ha vuelto a bajar hasta los 5.800.000. O sea que, por el camino, se han perdido un 30% de los espectadores. No es muy buen síntoma.

Tampoco es un buen síntoma los centenares de tuits que pululan por la red y que dejan muy “tocado” al Rey, y que me niego a reproducirlos por su falta de pudor.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.