Hosting por dinahosting.

YO NO SOY CHARLIE 2

eed83899-9621-4e3c-bc79-1a64ab7dc066No solo los musulmanes tienen temas intocables, en el mundo occidental también tenemos temas tabú. A nadie se le ocurre hacer, por ejemplo, una bufonada sobre el Holocausto, sería algo indigno, y en según donde seguramente sería motivo de cárcel. Y sin embargo hacemos motivo de mofa a quien es un icono de millones de personas.

En Francia, que ahora parece ser el líder del respeto a la libertad de expresión, tienen la Ley Gayssot aprobada en 1990, que prohíbe toda expresión “racista, antisemita o xenófoba” y que contempla al menos tres años de cárcel a los negacionistas del Holocausto.

No estoy justificando en absoluto la acción de los terroristas en Paris, pero sí estoy criticando a quien hace bufonadas sobre motivos altamente religiosos. ¿o es que nadie se ha visto turbado por una caricatura en la que aparecía la Virgen en el momento de su parto?

La libertad de expresión ha de tener unos límites, traspasados los cuales, se entra en algo socialmente deplorable.

¿Qué hombre religioso puede reclamar la muerte de otro en nombre de su religión? No lo entiendo, ni lo quiero entender. Sí puedo vislumbrar que hayan personas influenciables, de baja autoestima, y que se ponen al servicio de personajes envidiosos por los logros de la civilización occidental.

También en nuestra Historia encontramos numerosos escenarios en donde, la escusa de la religión, sirvió para la matanza de millones personas. Nuestros mismos Papas, en la Edad Media, protagonizaron numerosas guerras. Las Cruzadas, en donde los Papas llamaban a la guerra contra los musulmanes para salvar la tierra en donde vivió Jesucristo. También las matanzas de los Cátaros, fueron propiciadas por el Papa de turno, para salvar al mundo de una nueva herejía que no aceptaba su autoridad. Y estamos hablando de nuestra misma religión. Pero hoy, todas estas cosas serían totalmente imposibles.  Hemos sabido superar esta etapa de la Historia, consiguiendo la mayor dosis de bienestar de todos los tiempos.

A mi entender, la gran diferencia entre el mundo occidental y el mundo musulmán, es que nosotros hemos evolucionado, y con ello hemos avanzado en todos los órdenes, tanto tecnológicos, como morales. Mientras, el mundo musulmán ha quedado encallado en su Edad Media, y ni evoluciona ni avanza. Así está, por ejemplo, la forma cómo tratan a sus mujeres, o su permanente posición anti-occidental, que parece provenir de motivos puramente envidiosos.

Lo que ha ocurrido en Charlie Hebdo debería servir para crear puentes entre los musulmanes extremistas y los Gobiernos occidentales –puentes que deberían ser propiciados por los musulmanes no extremistas- y no para enviar el portaviones De Gaulle a la zona conflictiva.

Una vez más tengo que poner en lo más alto a nuestro Papa Francisco, cuando ha hecho unas declaraciones diciendo que: “No se puede insultar la fe de los demás”, o “Si insulta a mi madre puede esperar un puñetazo”.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »